Conoce la historia del profesor que se disfraza de personajes históricos para enseñar en Cusco

El docente Juan Ebert Quispe Aguilar dice que utilizar este método es un gran reto porque significa innovar y romper esquemas.

Your browser doesn't support HTML5 video.

El profesor que ejerce la docencia de una manera singular. | Fuente: Capital | Fotógrafo: Composición: Capital

Juan Ebert Quispe Aguilar, el profesor que ejerce la docencia de una manera singular e innovadora en los colegios de Cusco, disfrazado de personajes históricos, brindó una entrevista telefónica a Capital y reveló los motivos que lo llevaron a implementar esta novedosa y didáctica manera de enseñar.

“Hemos tenido muy buenos docentes a los que recordaremos siempre, pero había algo que me motivó, quería dar un poco más de la historia, no solo recordarla de manera teórica y por qué no traer un personaje histórico del pasado al presente”, dijo el ahora famoso profesor cusqueño.

Para Juan Ebert, lo más importante es que sus alumnos amen lo nuestro y quiere que ellos, en el futuro, sean grandes profesionales. Mediante sus enseñanzas, el profesor espera que ellos amen la vocación que tengan en el futuro.

“La primera vez cuando me vestí de Inca, para mí fue un gran reto porque era innovar y romper esquemas, y hasta el día de hoy me dieron buenos resultados porque los chicos reciben agradablemente este tipo de enseñanza”, recordó.  

El peregrino de la historia

Más allá de su curioso método educativo, Juan Ebert pone en práctica su vocación con una auténtica labor altruista, pues es llamado el peregrino de la historia, porque en sus tiempos libres viaja a comunidades muy alejadas para impartir lecciones de historia

“Creo que las personas más humildes también tienen que ser merecedores de este tipo de educación. Los padres me dijeron que era un peregrino, y sí, como mucho orgullo y cariño, soy el peregrino de la historia”, concluyó el maestro.


Ver noticia completa